viernes, 16 de abril de 2010

Hacerse profesional del poker

Ultimamente estoy pasando una mala racha tremenda. Apenas hago ITM y las mesas finales que hago o los torneos que me llevo son torneos pequeños. De esos que abres mientras empieza el que interesa. Mi intención no es aburriros con historias de bad beats y lloros varios de los que habréis oido hablar mil veces y habréis sufrido en vuestras propias carnes un buen numero de veces también. No quiero caer en eso y al respecto os remito a una entrada fantástica de Pacocho
(tirad de scroll para abajo y alli está "contar bad beats es como tirarse pedos en ascensores").

Esta mala racha me hace pensar en que si estoy empezando a dudar de mi propio juego, que me ha llevado a tener un 200% de ROI y que ahora debe andar por el 150% lo cual no está mal si lo miras friamente, si le metí un puñetazo enorme al armario de mi cuarto cuando por enesima vez me petaron con 3 outs y teniendo en cuenta que yo no vivo de esto, como debe ser si fuera profesional del poker.

Hay un articulo de Thomas "thunder" Keller en el que enumera 10 razones para no ser profesional del poker. La mayoria de ellas son perfectamente extrapolables a cualquier tipo de trabajo, pero el punto número tres es el que yo creo que clave: el estress que genera una mala racha continuada cuando tu hipoteca depende de ello. Imagino que el profesional del poquer no lo es realmente hasta que no sufre en sus propias carnes una mala racha, una de verdad, y la supera. Creo que poca gente está preparada psicológicamente para ver como su bank roll, su medio de vida, baja y baja sin remedio, y es ese momento el que criba al verdadero profesional del que ha tenido una muy buena racha, y decide dar el salto sin haber soportado antes las penurias que también trae este juego. Por supuesto, la disciplina de banca para hacer frente a estas situaciones es fundamental para aguantar económicamente, pero el aspecto psicológico no tiene nada que ver con la banca y es mas duro de sobrellevar, y si no que se lo digan a Sobraoboy.

La verdad es que me parece admirable la gente que se dedica a esto, pero no las vedettes tipo Negreanu, Ivey y compañia (no dudo de que son grandisimos jugadores, si no no estarían ahi), porque aparte de las mesas viven de la imagen que dan a las salas que les patrocinan, o de las que son en parte propietarios como es el caso de Ivey. El tipo admirable es el profesional anónimo que se tira todos lo dias 7 u 8 horas delante de la pantalla, sin patrocinios de ningún tipo.

Cada vez oigo a mas gente que se dedica con exclusividad al poker o gente que lleva 4 dias jugando y que dicen que ellos lo que quieren es ser profesional. Eso me recuerda al boom de las .com de finales de los 90. Todos sabemos como acabaron. Esperemos que sólo sea un parecido razonable y que estos jugadores profesionales no acaben igual.

Son sólo unas reflexiones, tal vez equivocadas, sobre lo dificil que debe ser vivir del poker y lo atractivo que es a ojos de un mileurista o parado ver las cifras que se manejan en sesiones de nosebleed con Isildur1 por poner un ejemplo, o que un chaval de 20 años ha ganado en un torneo 8 millones de dolares.

1 comentario:

  1. Que razón tienes Pot, siempre lo he pensado pero nunca lo habia comentado con nadie, y es que es eso, si cuando hacces esto por hobby y tienes una mala racha no sabes que hacer, imagina como sería si vivieras de ello..

    PD: Enhorabuena por el blog

    DIEGONHER

    ResponderEliminar