domingo, 3 de octubre de 2010

El salvaje oeste

Ayer estaba echandole un ojo a una conocida revista pokeril cuando me quedo ojiplatico al leer esta noticia. Por lo visto, unos jugadores españoles fueron a jugar el deep stack del casino Vilamoura (Portugal) y la experiencia fue poco mas o menos que de saloon de pelicula de Sergio Leone. Robos de fichas descarados, pero no en juego, sino metiendo la mano en el stack del jugador de al lado, collusion descarada, amenazas y, lo mas grave a mi parecer, inhibicion absoluta del casino al respecto. En la noticia enlazada hay una explicación de los hechos por parte de los jugadores y se te pone la carne de gallina. Cierto es que es su versión de los hechos, pero con que sólo la mitad fuera cierto ya sería gravísimo.

La respuesta del casino (que también está en la misma noticia) con respecto a los dos asuntos mas graves a mi parecer, las amenazas y el robo de fichas, son como poco tibias. Parte de la respuesta a las amenazas es

"La segunda situación entre el jugador español y el jugador portugués. La afirmación de que los portugueses amenazaron de muerte es totalmente exagerada y demuestra bien el enfoque que se le quiere dar a la situación. La discusión continuó con un sólo jugador y podemos confirmar que toda la mesa penalizó las palabras pronunciadas por ese jugador."

Vamos a ver, creo que los que tienen que penalizar no son los jugadores de la mesa, si no los directores de torneo, que para eso están ahí, y si, como ellos dicen, la discusión continuó, es que no fueron capaces de cortarla a tiempo eliminando o penalizando de alguna manera al jugador que profiere las amenazas, insultos o lo que sea.

Respecto al robo de fichas hubo dos problemas según los jugadores, el primero cuando llegó un jugador a la mesa y al dejar su stack encima aprovechó para coger algo del de al lado, y el segundo la desaparición de fichas durante la cena. Con el primer problema, la manera de resolverlo es que preguntan a los otros jugadores si han visto algo, y como no pueden asegurar que haya cogido fichas que no son suyas pues la solución es darle 100K de fichas al jugador español que dice que se las han robado. Esto no hay por donde cogerlo. Si le han quitado las fichas pues expulsas al ladrón, y si no lo ha hecho o no lo puedes probar pues no le haces un cheap raise de 100K a un jugador que dice que le han robado. De todas formas, Imagino que habrá cámaras encima de las mesas con lo que podrían comprobar lo que ha pasado. Así han prohibido este año a un jugador volver a las WSOP de por vida, por que por las cámaras se demostró que había robado fichas del de al lado.

Lo de las fichas de la cena no me lo explico, ellos dicen que lo desconocen porque nadie les dijo nada. Y yo me pregunto ¿acaso se quedan las mesas solas con todos los stacks ahí sin un croupier ni nadie que vigile?. Si eso es así, eso no es un casino, es un cachondeo. Si hay crupier vigilando y realmente les han quitado fichas ya estamos hablando además de connivencia del casino con esta gente y si no, de que los españoles mienten descaradamente en este punto. Cualquiera de las tres cosas es para echarse a temblar.


Al final del comunicado de los españoles contando la experiencia en Vilamoura, hablan de mafias de la zona y demás. Si juntamos las palabras poker, mafia y amenazas de muerte en la misma frase, o mismo comunicado en este caso, se dispara la imaginación de la gente que no conoce el tema y los tópicos mas sórdidos vuelven a manchar la imagen del poker, y de los que lo practicamos como afición. El casino debería tener mucho cuidado en guardar una imagen que en nada es la realidad del poker, y los españoles, si no han confirmado puntos como lo de las mafias, no deberían hacerlos públicos ya que son solo suposiciones y habladurías que lo único que hacen es perjudicar y en nada ayudar a nadie, ni a ellos en su denuncia, ni a los demás cuando intentamos explicar que el poker no es que como cuando se jugaba con las cartas encima de la mesa y un revolver debajo.




2 comentarios:

  1. Sin cámaras para revisar lo que sucedió con las fichas, creo que la organización tomó la decisión más acertada. Era muy complicado decidir otra cosa, sin testigos.
    Leyendo ambas versiones, la española creo que se deja llevar por el calentón. Cuando habla de mafias, jugadores que llegan a la mesa final habiéndose apuntado en dos días y dealers tramposos pierde algo de credibilidad.
    Tramposos hay en todos los países. Siendo el torneo en Portugal, había más probabilidades de que el tramposo o los tramposos (que no dudo que las hiciera/n) fueran de ese país.
    Ante las pruebas que había, la decisión me parece correcta....
    Probablemente instalen cámaras en la poker room de Vilamoura, a partir de ahora...

    ResponderEliminar
  2. al final ya digo que lo de las mafias se lo podian haber ahorrado, pero ¿de verdad crees que darle a alguien 100K de fichas por que dice que se las han quitado sin pruebas de ello es la decisión mas acertada? Eso es como admitir que el otro jugador se las ha quitado, entonces,¿porque no lo expulsan del torneo? y si no hay pruebas, ¿porque le dan 100K de fichas? por evitarse mas bronca imagino. Puede que fuera la mas fácil, pero no se si la más acertada.

    Este comentario lo tengo que guardar. El primero de Bidan en mi blog, que ilu :)))

    ResponderEliminar